Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Imagen de sección

Historia

Pablo Juanes y su esposa Carmen Pérez fundaron, en 1977, esta "casa de comidas" que pronto se convirtió en parada obligatoria de las gentes de Gijón.

La fama de los, deliciosamente mantecosos, lechones traídos de sus tierras de la zamorana Fuentesaúco convirtió, a este mesón gijonés, en referencia de los paladares más exigentes de la villa.

Pablo Juanes y su esposa Carmen Pérez fundaron, en 1977, esta "casa de comidas" que pronto se convirtió en parada obligatoria de las gentes de Gijón.

La fama de los, deliciosamente mantecosos, lechones traídos de sus tierras de la zamorana Fuentesaúco convirtió, a este mesón gijonés, en referencia de los paladares más exigentes de la villa.

Ahora Eduardo Juanes, hijo de los anteriores, y su equipo de profesionales, mantienen la tradición del buen hacer y la buena mesa. 

Variada carta de platos que se ha enriquecido con influencias de la gastronomía asturiana, frescos pescados y mariscos regados con los mejores vinos y las más selectas sidras.

Destacados

Redes Sociales